Iruñea se prepara para hacer frente a las casas de apuestas

Decenas de vecinas y vecinos de los barrios pamploneses de Ermitagaina y Mendebaldea se concentraron el pasado sábado para para anunciar que acudirán a la manifestación contra los salones de juego convocada por la Plataforma Contra las Casas de Apuestas de la Comarca de Pamplona para el próximo día 8. La marcha partirá a las 18.00 desde la Plaza del Castillo. Asimismo, bajo el lema Su negocio, miseria obrera, la asociación Ermitaldea denunció el aumento de este tipo de locales, así como la ludopatía que crea entre las personas jóvenes.

El miembro de Ermitaldea y de la asociación contra los salones recreativos Mikel Ansorena Gutierrez destacó el incremento de la preocupación como herramienta esperanzadora contra esta expansión: “Cada vez se nos están uniendo más barrios y pueblos y esperamos que el movimiento siga adelante”. Además, espera que la siguiente manifestación sirva para “sacar a la gente a la calle y regular las casas de apuestas”.

Aralar, la asociación navarra contra la ludopatía, que ha estrechado lazos con la recién creada plataforma comarcal, lleva 24 años trabajando por esa misma concienciación. Según sus datos, “en Navarra son en torno a 60 los negocios de este tipo, y la cifra va en aumento”. Es destacable, mencionaron en la concentración del pasado sábado, que “el 60% de los jugadores no sea capaz de devolver los préstamos pedidos”. Además, criticaron que, precisamente, “no les hace falta más publicidad” en los medios de comunicación.

 

EL FUTURO EN JUEGO

 

La mayor preocupación aparece al mirar al futuro, ya que “son especialmente preocupantes los datos que muestran la costumbre de los jóvenes por apostar; un tercio de los menores de 18 años admite haberlo hecho alguna vez”, advirtieron. La plataforma cree que una de las causas de este fenómeno es, además del “atractivo” que de por sí tienen los salones de juego, la cercanía de los estos respecto a las escuelas. Por ejemplo, la Ikastola Jaso de Mendebaldea está a 350 metros del salón Reno, a 200 de Merkur y a 190 de Sportium. Además, recordaron que al lado están la Biblioteca de Navarra y el Conservatorio de Música.

Con todo ello, concluyeron que su barrio es “un espejo del incremento de las casas de apuestas” porque la situación no es excepcional en Iruñea, con el 90% de los salones recreativos a menos de 200 metros de un colegio, tal y como afirmó la semana pasada una noticia de un diario regional.

El colectivo Ermitaldea definió la situación como “alarmante”. “Queremos fuera de nuestro barrio a aquellos que quieren sacar beneficio fomentando la adicción, y no vamos a parar”, advirtieron desde la asociación. «El consumidor siempre sale perdiendo”, añadieron. Por eso, el próximo sábado la Plataforma Contra las Casas de Apuestas de la Comarca de Pamplona quiere dar por terminada la partida y ganar de una vez por todas.

Fuente: El Salto

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.